Etiquetas

sábado, 26 de noviembre de 2011

CRESTA OESTE DE ITXINA PASANDO POR SUPELEGOR

No me voy a extender en definir Itxina. Lo tengo ya descrito en:
Itxina
Hoy iba a ir con un amigo no muy montañero a enseñarle, de lo que conozco, aquello que me parece más típico: el ojo de Axular, la cueva de Supelegor, volver al desvío, e ir a Kargaleku por la majada de Lexardi y posiblemente desviarnos a Neberabarri, para visitarla (aquí yo no había estado aun). Andres también iba a venir. Al final no se atrevió, y Andrés y yo acabamos realizando una ruta bastante más compleja, que nos llevo a la cresta de la muralla occidental.

Salimos de Pagomakurre a las 9 de la mañana. Menos frío del previsto, pero hay nubes bajas, y posibilidad de niebla arriba, en cuyo caso habrá que extremar las precauciones, y no salirse de sendero. Atravesamos la zona de barbacoas, y nos metemos en el camino que atraviesa el bosque


Abandonamos el camino que baja a Urgoiti, junto a una cerca abierta, y subimos el prado en dirección a la pared de roca. El lugar donde se coge el camino no es evidente. Siempre se puede optar por la subida directa, aunque con la humedad que hay hoy no es muy aconsejable. La humedad lo ha dejado todo calado.


Seguimos el camino hacia el ojo de Axular


El ojo


Aprovechamos para subir a Atxulaur Haitza, justo encima del ojo. Arriba un buzón


Una vez cumplido este trámite, nos internamos en Itxina. Bajamos hasta el poste indicador:


Bajamos hasta una depresión, que me empeño (como ya se pasó en otra ocasión) en rodear por la izquierda. Este no es el camino de Supelegor, y unos cuantos metros más abajo se acaba difuminando totalmente, aunque atravesamos rincones de belleza salvaje




Decidimos volver sobre nuestros pasos (lo mejor que se puede hacer si te sucede esto), y entonces sí, me doy cuenta del camino que bordea la dolina por la derecha:


Pasamos junto a esta curiosa oquedad (parecía un túnel)


El camino ya de por si, difícil de seguir, lo es aun más, al estar cubierto de hojaresca. Menos mal que hay algún hito


El camino inicia una bajada en una zona más abierta. Falta poco para Supelegor, pero aquí hay otra cueva (no sé el nombre). Esta es la entrada


Como llevo frontal, entramos. No es muy profunda, y aunque al principio tenemos que agacharnos, luego se ensancha considerablemente. Hay alguna bonita formación rocosa



No se debe entrar bajo ningún concepto a una cueva, a menos que se lleve luz y con mucha precaución, ya que muchas de estas cuevas, tienen en su interior simas muy profundas.

Después de salir, vamos bajando en terreno más abierto, y enseguida aparece la monumental entrada de Supelegor


Un pórtico enorme


Esta cueva sí que es bastante más profunda. Entramos y caminamos un buen rato (o eso me pareció, tampoco estuvimos tanto, pero bajo tierra se me hace el tiempo eterno). Se accede a una zona iluminada por estas lucernas naturales


La cueva se divide en dos ramales; cogemos el de la izquierda, y llegamos a una gran cámara, donde hay una charca (no creo que se aprecie demasiado en la foto)


En la zona de luz natural


Volvemos a la entrada, comemos algo, y nos despedimos de Supelegor, dirigiéndonos ahora hacia Axkorrigain; al final estuvimos algo menos de media hora.


El camino vuelve a subir de forma decididia. Desde un poco más arriba se ve la zona de la cueva (la entrada no se ve, porque estaría justo debajo nuestro), pero se ve la primera cueva que hemos visitado (a la derecha, señalada con flecha), así como otra cavidad de la que no nos percatamos (pese a que el camino pasa cerca), a la izquierda, también señalada


Y a las 11, tras dos horas de marcha, paradas para fotos, para visita las cuevas, etc... llegamos a la salida de la canal de Atxaragun, una de las entradas a Itxina


A la derecha Axkorrigain


Y a la izquierda Karbamaieta


La idea era hacer primero Karbamaieta, bajar y hacer Axkorrigain, y luego volver por otro sendero al desvío que hemos cogido nada más bajar de Atxular, para dirigirnos a Lexardi. Asi que nos ponemos manos a la obra, a meternos en terreno kárstico


Hasta alcanzar la cima de Karbamaieta, donde no hay buzón, pero sí una placa


Axkorrigain desde Karbamaieta


El valle de Orozko


Como la niebla está entrando y saliendo, y luce el sol, en un momento al volverme me llevé la sorpresa de ver en vivo y en directo, por primera vez, el espectro de Broken



Una agradable sorpresa, la verdad. Llevaba tiempo queriendo verlo, pero por una razón u otra nunca se daban las condiciones. En un día como hoy sí que no me lo esperaba. La verdad que es fantasmal y hasta asusta un poco al principio, aunque sepas lo que estás viendo.

Cuando vamos a bajar, Andres me dice que porqué no tiramos para adelante por la cresta. No me lo había propuesto, pero tengo mapa de toda la zona, y conozco de referencias el recorrido. Es un poco tarde (las 11 y veinte), pero me digo que la oportunidad va a ser única, así que al final tiramos para adelante, en dirección a Petrondegi.

Al principio seguimos la cresta, pegados a la pared que cae sobre la canal de Sintxita. Se van enlazando pasos, trepando y destrepando continuamente.


Pero en un momento dado, veo que la cresta se va accidentar mucho, y nos desviamos hacia el interior, por una cresta paralela a la exterior; entre ellas profundas dolinas y simas, en muchos casos de verticales paredes. Al otro lado (hacia el interior de Itxina), este es el panorama


He visto una cota, donde parece haber un gran hito. Hacia allí me dirijo, buscando los mejores pasos, que en más de una ocasión, nos obliga a realizar trepadas y destrepes vertiginosos. En principio pensé que podía tratarse de Atxarre, pero luego comparando fotos, no puedes ser. Esta es una foto mirando hacia atrás, con esta primera cota desconocida en primer término


Desciendo y veo una segunda cota un poco más hacia el sur (estamos en todo momento en la cresta interior, no en la exterior). Pasamos aproximadamente por donde marco en la siguiente foto, paso muy aereo entre dos simas, con una trepada final más difícil que las anteriores (II-), aunque con menos patio que en la arista.


Ahí abajo se ve a Andrés negociando este tramo


Me pregunto si alguna de estas cotas (preferiblemente la segunda) puede ser Axpezar. Por la posición relativa diría que sí, aunque es terriblemente complicada la orientación en este laberinto de roca caliza.

Después de esta segunda cota, vuelvo a la cresta exterior, ya que habíamos dejado atrás los pasos que yo creo que eran más incómodos (aunque a saber, es posible que donde nos metimos fuera peor que la propia cresta).


El tramo de cresta que se afronta es cómodo (entendiendo cómodo que se avanza bien). El tramo que hemos hecho por el interior nos ha llevado 40 minutos, y calculo menos de medio kilómetro lineal. La cresta es aerea, pero se pasa andando, salvo algún pasito muy sencillo en que hay que poner las manos.


A las 12 y 25 alcanzamos la cumbre de Petrondegi (o Betondegi, depende donde se mire). Hemos tardado una hora y 5 minutos desde Karbamaieta.


Continuamos dirección sur. Para bajar de Petrondegi tenemos una canal (II-) que nos lleva de nuevo a la cresta, que se pone más brava por momentos


En un momento dado tenemos que pasar por ese balconcillo donde apenas cabe el pie, con una importante caida hacia nuestra izquierda


Todo ello para alcanzar una horcada entre Petrondegi y una cima secundaria. Desde esta horcada se inicia el tramo más aereo y a mi parecer difícil de la cresta. Tanto es así, que Andrés se empeña en buscar un paso alternativo por la cara este, después de que yo haya tanteado la cara oeste desde la horcada, pero es totalmente inviable. Al final buscamos un paso por la vertiente de Itxina (este). Hay un inicio de sendero que acaba en esta canal cubierta de hojas


Que pudimos comprobar que es imposible continuar. No queda más remedio que volver a la cresta y pasar un vertiginoso paso, con varias trepaditas no más difíciles de I o I+, pero que impresionan por la caida


Y seguimos cresteando camino de la antecima que he comentado antes


Este tramo nos está costando un mundo. Llevamos una hora desde Petrondegi. Aprovecho un descanso en esta pequeña cota, mientras mi compañero avanza más lentamente que yo por la cresta, para sacar unas fotos con el teleobjetivo

Allí abajo, la cascada que cae en el inicio de la canal de Sintxita


Abarokoaskan, ahí al lado, aunque vista como va la cosa, no me atrevo a decir nada de nada


Petrondegi, de donde venimos


Y allí, a lo lejos, el Axkorrigain, bajo cuyas paredes comenzó esta aventura hace ya dos horas


Por fin salimos de la cresta, la subida a Karbamaieta, ya no tiene nada. Llegamos a la cima de Abarokoaskan a la una y 25. Dos horas desde Karbamaieta, dos horas y media desde la salida de la canal de Atxaragun... Esto da una idea de lo complejo del terreno (bien es cierto que hemos tenido que desandar algunos tramos, pero aun así, es para tenerle respeto.


Bajamos por un último destrepe de Abarokoaskan (casi nos parece un paseo después de lo anterior), y nos dirigimos a la mole de Altipitatx. No subimos a este, y llegamos al collado de Itxingoteko atea (otra entrada típica a Itxina).


Ahora ya vamos por camino, bueno sendero, todo el rato, atravesando esos rincones que tanto me gustan de Itxina


Llegamos al cartel donde indica el desvío a Kargaleku y Neverabarri. Como desconozco esta última nos desviamos hacia ella


En 10 minutos se llega a la gran nevera. Es en realidad una impresionante sima, sobre la cual se ha construido un arco de mampostería, desde donde, supongo, se recogía la nieve que se acumulaba y consevaba en el fondo.


La profundidad del hoyo, hace que te entre la risa tonta


El recorrido está prácticamente acabado; volvemos sobre nuestros pasos al cartel, y de ahí al paso de Kargaleku, para acceder a las campas de Arraba. Aproximadamente a las dos y media, estamos en el paso (la jornada al final ha sido bastante más larga de lo que plantée en principio). desde allí el altivo Altipitatx, y el bosque, bastante pelado ya.


Bajamos a Arraba, y como no, pese a haberles sacado un millón de veces, vuelvo a hacerlo con el Gorbeia y el Aldamin


Y el Lekanda


El valle de Arratia, desde la pista que baja a Pagomakurre


En media hora estamos en Pagomakurre. Al final no ha llegado por poco a las 6 horas y media.

DIFICULTAD. Sin desdeñar la dificultad de adentrarse en Itxina, podría decir que se trata de una excursión sencilla hasta el paso de Atxaragun. La única dificultad hace referencia a la orientación, muy complicada en este terreno, y más aun si nos sorprende la niebla. Yo siempre voy con brújula y mapa, y poco a poco voy conociendo la zona. Además, tiene cierto componente de aventura el hecho de entrar en las cuevas (siempre con iluminación y con mucha precaución, porque hay simas en varias de estas cuevas).

Desde el paso de Atxaragun, lo que es el recorrido de la cresta oeste, yo le daría una calificación de poco difícil. Lo más complicado va a ser algún II-, pero se enlazan continuamente I y I+. Si sigue la cresta, al menos, no debiera haber problemas de orientación. Si se hace algún tramo por el interior, la orientación se complica, y habrá que decidirse por los pasos que parezcan mejores en cada caso. En fin, que se trata de una travesía bastante complicada, que solo se debe acometer si se está acostumbrado a estos terrenos kársticos, y no se tiene miedo a trepar y destrepar, con mucho patio en varias ocasiones.

Este es el croquis de la ruta realizada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada